La deserción del electorado del PSOE

Voy a seguir el hilo del primer post para explicar en éste la gran pérdida de poder político de los socialista en beneficio de una hegemonía casi absoluta que se vislumbra para el PP.

Lo explicaré por orden cronológico:

  • En 2004, el autoritarismo de Aznar, la gestión desastrosa de los atentados del 11-M, la polarización ideológica que alimentó y su paupérrima gestión de la diversidad identitaria de España (recordar el ‘caso Carod’) condujo a Zapatero a la presidencia del Gobierno aupado por una heterogénea coalición: el voto clásico de la izquierda sociológica y las clases medias radical-democráticas.  En 2008, debido al elevado clima de polarización ideológica e identitaria (auspiciado por el PP pero también fomentado por el PSOE) se sumó  a esta coalición las clases medias periféricas. De ahí el histórico resultado del PSOE en Cataluña, País Vasco y Andalucía.
  • A pesar de la victoria socialista, el PP quedó mejor asentado en el conjunto de España que el PSOE. Des de hace años el PP sigue la estrategia de presentarse como el único partido que defiende a España, frente a un PSOE ‘rendido’ a los nacionalismos. El resultado fue el avance electoral del PP en las generales de 2008 en toda la España central que quedó contrarrestada por su derrota en la España periférica. Pero la crisis económica ha afianzado y acrecentado hiperhegemonía de los populares en el centro y Levante (Madrid, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Murcia,  Islas Baleares) además de reforzar apoyos ahora en los tradicionales graneros de voto del PSOE (Extremadura, Castilla la Mancha, Andalucía)
  • A partir del 2008 la heterogenia y coyuntural coalición que aupó al poder a Zapatero en 2004 y 2008 empezó a diluirse. Zapatero y el PSOE se han visto lastrados desde entonces por la inicial negación (absurda) de la crisis. El hecho de no encarar los españoles ante la crudeza y realidad de una crisis que entonces ya se vislumbraba, abonó un terreno de falta de credibilidad y confianza del que nunca más Zapatero se recuperaría.
  • El punto de inflexión se produjo en mayo de 2010, con el giro impuesto por la UE. Zapatero y el gobierno socialista rompieron el marco mental de su base electoral al tomar unas iniciativas que la ciudadanía no comprendió: reducción del 5% de media del salario de los funcionarios, congelación de las pensiones, ampliación edad de jubilación, aumento de impuestos, eliminación del cheque-bebé y de la deducción de 400€, etc. No plantear la cruda realidad y sus consecuencias primero, y una nefasta política de comunicación para explicar el viraje impuesto por la UE segundo, desconectó la base sociológica socialista de la gran bandera de los socialistas: las políticas sociales. A ello se sumó la percepción cada vez más generalizada de un gobierno socialista tomado por la improvisación permanente frente a la percepción de que la derecha gestiona mejor la economía.  El PSOE, con la aplicación impuesta de medidas de austeridad, perdió  la especialidad de la izquierda en explotar el conflicto vertical de ricos frente a pobres, poderosos frente a la gente corriente. Y es que los ciudadanos prefieren al dueño de la patente que al que ejecuta la copia.
  • Por lo tanto, a partir de mayo de 2010 empieza el descalabro del PSOE en todos los niveles y la pérdida acentuada de sintonía con su base social tradicional y coyuntural: 
  1. El voto clásico de la izquierda sociológica. El PP ha irrumpido con fuerza en los antiguos núcleos obreros, lo que refleja la incapacidad de la izquierda para gestionar los conflictos horizontales. El issue más ilustrativo es el de la inmigración. Muchos votantes tradicionales de la izquierda se han visto abandonados ante las nuevas realidades demográficas. Obligados a competir con los inmigrantes por los servicios públicos, el trabajo y la dificultad de integrar este nuevo fenómeno, la derecha ha sabido (abrazando los tópicos populares) conectar con las clases desfavorecidas que se sienten amenazadas por la inmigración. La izquierda se ha visto incapaz de resolver los recelos religiosos e identitarios, así como los roces cívicos. La penetración del PP en el llamado ‘cinturón rojo’ de Barcelona, donde el discurso del PP contra la inmigración es más acentuado y su anticatalanismo es atractivo para las clases de habla castellana, es la prueba más evidente de ello
  2. El voto de las clases medias radical-democráticas. Muy sensibles durante la legislatura 2004-2008 a la ampliación de derechos sociales, a partir de 2008 la gestión de la crisis económica del gobierno socialista los distanció del partido del Gobierno. En época de bonanza económica dieron su apoyo al PSOE por la buena gestión económica en la primera legislatura (momento del menor desempleo en la democracia) y porque los socialistas representaban mejor sus intereses para gestionar el post-materialismo (cuando las necesidades básicas están cubiertas). Pero la recesión económica y las nuevas realidades demográficas han permitido PP sintonizar de nuevo con esas clases medias.
  3. El voto de las clases medias periféricas. En las elecciones de 2008 el PSOE consiguió resultados históricos en el País Vasco y Cataluña, debido a su apuesta territorial, su sensibilidad por esas nacionalidades y su compromiso con el Estatuto en Cataluña y el fin de ETA. El PP y sus medios afines impulsaron duras campañas contra el gobierno socialista por su negociación con ETA en 2006 y propulsó una campaña con tintes catalanófobos contra la reforma del Estatut de Cataluña. El clima de animadversión promovido por el PP contra los nacionalismos periféricos, movilizó a las clases medias de la periferia contra el PP y a favor del PSOE. A partir del 2008 el debate territorial se vio engullido por la crisis económica, la sociedad catalana se hartó del proceso estatutario y Zapatero empezó a caer en desgracia, mientras que el final de ETA anunciado hace pocas semanas ya estaba amortizado. Estas clases medias periféricas desertarán el PSOE el próximo domingo, volviendo a su voto tradicional en esas comunidades. Sin ganar la periferia, el PSOE pierde, ya que el PP ya abonó de forma suficiente el eje nacionalismo español versus nacionalismos periféricos para afianzar su hegemonía en el centro y levante español durante las legislaturas 2000-2004 y 2004-2008. La percepción de gestión desastrosa de la crisis por parte del PSOE unido a unas formas más suaves de Rajoy en el issue territorial le permitirán acortar distancias de forma significativa con el PSOE en Cataluña y el País Vasco, y dar el sorpasso en la hasta ahora siempre socialista Andalucía.
  4. El votante sin ideología. Un estudio sobre ¿Cómo votan los que no tienen ideología?, realizado por los profesores Álvaro Martínez y Lluís Orriols y publicado por la Fundación Alternativas, revela que el PSOE será el primer partido en el gobierno que acude a las urnas sin el apoyo del votante sin ideología. Por primera vez en tres décadas de democracia el ‘Gobierno saliente se enfrenta a los comicios sin la ventaja de partida que le ofrecía disponer del apoyo mayoritario de los votantes sin ideología’. La única excepción fue en las generales de 1982, cuando la UCD se derrumbó. Hasta ahora la propensión de los votantes no ideológicos a votar el partido del gobierno se producía independientemente de su color político e incluso de la coyuntura económica. Un sesgo pro-gobierno, dice el estudio, empezó a debilitarse en las elecciones de 2008 y que se ha ido consolidado desde entonces. Ahora los votantes sin ideología ya apoyan masivamente al PP. El alejamiento de esos votantes respecto al Gobierno se atribuye a la agenda del Gobierno en la primera legislatura con un marcado perfil ideológico de izquierdas (ya estos votantes tienen unas preferencias menos extremas en derechos civiles) y a la ‘estrategia de la crispación’ del PP en temas como el Estatuto de Cataluña y la lucha contra ETA. En la segunda legislatura la gestión de la crisis del Gobierno con una imagen de desconcierto, improvisación y falta de control terminó por desprender el apoyo de los votantes sin ideología del gobierno, con unos excepcionalmente elevados niveles de insatisfacción con el Gobierno.
  • Y finalmente mencionar el movimiento 15-M. El movimiento de los indignados, surgido para denunciar los abusos de los mercados financieros, la alta tasa de paro –sobretodo juvenil- y la desnaturalización de la democracia, contribuye de manera objetiva a una amplia victoria del PP. Según Enric Juliana, ‘el 15-M acentúa el carácter dramático de la crisis española y alienta a las clases medias a buscar una salida de orden’ y ‘consolida a la derecha española como opción de orden ante el fenomenal desorden económico y moral que está engendrando la crisis financiera’. Con sus argumentos, los ‘indignados’ favorecen y facilitan que los votantes desencantados del PSOE terminen absteniéndose.

Así, la estrategia socialista de atraer el electorado más de izquierdas durante la primera legislatura ha tenido como contrapartida perder el apoyo del electorado más desideologizado, cosa que dio frutos en 2008 pero que amaga con batacazo histórico el próximo domingo.

Aquí pueden estar algunas de las claves del próximo domingo. Disculpad la extensión del post.

Anuncios

One thought on “La deserción del electorado del PSOE

  1. Jo arribo a una trista conclusió: Ningú guanya mai pel seu programa electoral ni per les seves propostes.
    Guerra d’Irak + imatge de dictador d’Aznar = Zapatero salvador
    Crisis econòmia = Rajoy salvador
    (no vaig més enrere perquè no domino el tema però segur q no varia gaire)

    Això si, no et preocupis per la majoria absoluta perquè no empitjorarà res. I a Catalunya no ens tractaran pitjor, és complicat.

    Salut!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s