Independencia de Cataluña (I): los partidos estatales

Este post pretende remarcar la incompetencia y falta de inteligencia política que la izquierda y derecha española han demostrado a la hora de atender las reivindicaciones de Cataluña.

Cataluña se mueve. En los últimos días estamos asistiendo a la cristalización de una transformación de gran envergadura en la sociedad y la política catalana que está monopolizando el debate político en Cataluña y España.

No cabe la menor duda que el auge imparable del independentismo en el último decenio se debe a la acción e inacción de las dos Españas que nos habla Santos Julià:

  • (A) La derecha más dura y jacobina representada por Aznar, sus acólitos y sus medios satélites han sido incansables fabricadores de independentistas catalanes. Fustigar incansablemente a las nacionalidades históricas a base de diatribas españolistas rayando el insulto, se ha convertido desde hace años en deporte nacional. No me quiero extender, pero sólo algunos ejemplos: la reacción de la derecha española ante la reunión Carod-ETA, la OPA de Gas Natural a Endesa, campaña de recogida de signaturas contra el Estatut, intentos de boicot al cava catalán, ciertas portadas abominables de ABC, El Mundo o La Razón des del punto de vista del rigor periodístico y la ética democrática abiertamente contra Cataluña… Atizar los sentimientos más reaccionarios e identitarios de España señala una nula sensibilidad territorial y una falta de cultura política democrática de proporciones gigantescas en la derecha española. En el lado de la gestión, la laminación constante de competencias ha sido una tónica muy habitual y mantener irreformable la sacrosanta Constitución el imperativo nacional.
  • (B) La izquierda española, tanto política como mediática, también tiene su parte de responsabilidad. A pesar de ser, en principio, más receptiva a las demandas catalanas, éstas no se satisfacen con palabras ambiguas, amables y bienintencionadas. El PSOE ante el riesgo de quedar atenazado por el estigma de la Anti-España, ha terminado omitiendo su responsabilidad a la hora de construir una España plurinacional. La izquierda española ha conseguido que los catalanes oigamos sin escuchar, cosa que resulta especialmente útil cuando el orador se empeña en demostrar que las palabras son aire

Sin duda, PP y PSOE en su ansiosa pugna electoral cortoplacista por las Españas han acabado por sacrificar a la muy utilizada y prostituida Cataluña. Las mayorías absolutas de ambos partidos han sido utilizadas para imponer iniciativas recentralizadoras y de uniformidad territorial (véase el último ejemplo con la enésima Ley de Educación del PP). La combinación de la dureza de la derecha española negando la existencia de cualquier nación excepto la española, junto a la pasividad de la izquierda a la hora de proponer un modelo territorial que diera reclamo a las reivindicaciones nacionalistas, ha empujado a centenares de miles de catalanes a la independencia. PP y PSOE tienen el mérito de haber sido los mayores incubadores de independentistas. La manifestación del 11 de septiembre de 2012 es un hito histórico, que testifica hasta qué punto.

No se podrá decir que Cataluña no lo ha intentado. Quedan víctimas de la invertebración de España con las nacionalidades históricas dos formas de hacer política que se practicaban en Cataluña: el pujolismo y el federalismo. El pujolismo o la negociación conocida como jugar a la puta y la Ramoneta ha muerto. Se ha demostrado infructuoso a la hora de transformar el Estado español actuando desde dentro. Por otro lado, el federalismo, largamente defendido por el PSC como la mejor organización territorial para acomodar a Cataluña en España, siempre ha caído en saco roto dentro del PSOE. La polarización Cataluña/España ha terminado por hacer saltar por los aires la opción intermedia entre la España centralizada y la Cataluña independiente. Numerosos federalistas se han convertido al independentismo.  En los últimos días estamos viendo como el PSOE y su prensa de referencia ofrece el federalismo como antídoto para mitigar las ansias catalanas.  Este florecimiento federalista viene tarde para el ya marchitado PSC, que no ha encontrado más aliados fuera de Cataluña que ellos mismos. Los socialistas catalanes deben gran parte de su declive electoral, su inexistente capital político y su proceso de descomposición interna a la inacción del PSOE en este sentido. Pero el federalismo no es el único afán arqueológico que en las Españas se está redescubriendo: se ha llegado a la conclusión que la Constitución española de 1978 puede ser reformada. Estos recientes aspavientos federalistas y reformatorios serían de alabar en otro momento político, si no fuera porque se producen a destiempo a modo de ademán oportunista.

La conversión al independentismo de una parte sustancial de la sociedad catalana, hasta ahora refractaria al mismo, es un hecho. Antaño ubicado en círculos minoritarios, de raíces autóctonas catalanas y propensas a una cierta radicalidad, el independentismo está adquiriendo una transversalidad y una capacidad de integración cada vez mayor. Está rompiendo barreras de edad, posición socio-económica y procedencia geográfica. Es ahí donde radica su fuerza. Es ahí donde se ubica la multitudinaria e histórica manifestación del 11 de septiembre de 2012 a favor de la independencia. Es por ello que la izquierda española se afana en ofrecer alternativas a la muy maltratada Cataluña. Es por ello que el presidente Mariano Rajoy mantiene un perfil bajo para no arreciar un movimiento social y político que camina hacia la constitución de lo que unos años atrás parecía totalmente imposible: la independencia de Cataluña.

Anuncios

One thought on “Independencia de Cataluña (I): los partidos estatales

  1. Perfecto… ahora a denuncia internacionalmente sus amenazas con el ejercito y juicios sumarisimos por sedicion, que el mundo sepa como es ESPAÑA, y que acaben fuera de la OTAN y la UE por antidemocratas y fascistas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s